Wednesday, January 11, 2006

Jóvenes prostitutas universitarias


Daniela tiene 21 años, estudia publicidad en la Universidad de las Américas; Bárbara (19), acaba de ingresar a teatro en la Universidad de Valparaíso; y Javiera (21), también estudia teatro pero en la Universidad de las Américas. Las tres trabajan en uno de los principales cabaret de la ciudad de Quillota, desde hace unos tres meses. Con eso, a parte de costear sus estudios tienen los recursos necesarios "para carretear y darse sus gustos". No obstante , estas tres jóvenes provienen de familias de clase media donde sus familias no saben a qué se dedican. Ellas dicen que vienen a trabajr en un pub exclusivo, grande y que por eso la paga es tan buena. La historia de cada una es más o menos parecida, pero si uno realiza un análisis socioeconómico de su entorno, ellas podrían estudiar y trabajar en cualquier otra cosa. En este reportaje trataremos de dar sentido a sus historias y conocer porqué tres chicas tan bonitas optan por dedicarse a la profesión "más antigua del mundo".

¿Por qué ser una puta?

Daniela fue la primera que comenzó a trabajar desde hace ya dos años. Ella vive en La Florida junto a su madre. Dice que se inició en Santiago, y que participó del staff del mítico local capitalino Lucas Bar -lugar exclusivo para famosos y clientes VIP-, del Barrio Alto. Fue allí donde se deslumbró con la posibilidad de hacer dinero, estar con diversos hombres y pasarlo bien. Ella al conocer esta realidad invitó a Javiera, porque sabía que así es más fácil independizarse económicamente. La Javi -asi le dicen sus amigas- aceptó pero recuerda su traumática primera vez con un cliente: "La primera vez que estuve con un hombre fue atroz. Me sentí lo peor, me dieron ganas de vomitar... pero al ver la retribución económica comencé a utilizar el trago como una manera de evitar mis restricciones e inhibiciones".

Volviendo a Daniela ella claramente es la líder del trío. Durante el colegio era compañera de Javiera y siempre destacó por ser la más arriesgada. Además tiene una relación de pareja con Bárbara -la menor, quien dice no haber estado todavía con un hombre, solo acepta tragos-, ambas pololean desde hace poco pese a que hasta algún tiempo tenian otras realciones -siempre con mujeres-. "Lo que pasa es que ya casi no me gustan los hombres, prefiero mucho más estar con una mujer. Ahora estamos con la Bárbara super bien, a pesar que ella todavía no termina su relación con otra mujer", explica Daniela.

Consultadas acerca de su principal razón para trabajar en un cabaret la razón es unánime: la plata. "Podemos recibir más de 500 mil pesos en un par de semanas buenas. Con eso las tres nos pagamos todo. Desde los estudios, pasando por el carrete y darnos nuestros buenos gustos, trabajando unos tres a cuatro días a la semana", corean entre las tres.

En adelante les presento un resumen de la entrevista que tuve con estas chiquillas de la noche.

- ¿Cómo llegaron a trabajar a Quillota y qué conocen de la ciudad?

Bárbara: "Yo vengo acá a Quillota porque nadie me conoce y así es más facil pasar desapercibida. De la ciudad no conozco mucho. A veces con las chiquillas venimos al centro, solo conozco el Paseo del Valle y la empresa de mi celular, porque se me echó a perder. Pero creo que le hace falta un mall a la ciudad".

- ¿Podrían describirme un día de trabajo para ustedes?

Javiera: "En general dorminos durante el día y entre las 22 y 23 horas tenemos que estar listas porque la tía nos exige estar bien presentadas. Entre las 23 y las 3 de la mañana es el horario de mayor atención, así que es allí donde van llegando los clientes y nosotras nos acercamos y les pedimos que nos invite un trago. Si el cliente le gustas te puede seguir invitando y después está en ti si quieres quedarte con él. Tambi´n a veces hacemos show de striptease o baile erótico, eso te lo pagan a parte. Un baile puede costar 20 mil pesos".

- ¿Cómo se portan los clientes, han tenido algún problema?

Daniela: "En general se portan bien. A veces aparece algún desubicado o alguien violento, pero el hecho de trabajar en un lugar conocido y donde hay seguridad ta confianza. Pero lo que me ha pasado es que se me ha ido quitando el gusto por los hombres y hoy prefiero a las mujeres". Mientras dice esto le toma la mano a la Bárbara.

- ¿Qué les dirían en su casa sus familias si se enteraran de lo que hace?

Bárbara: "Yo creo que se enojarían harto, pero yo sólo acepto tragos y todavía no estoy con ningún hombre, y creo que me creerían"

Daniela: "Ufff, yo vivo con mi mamá y mis hermanos. Yo creo que les dolería un montón tener que darse cuenta. Porque pese a que nunca me han dicho nada yo creo que intuyen que yo soy media locate".

Javiera: "Me moriría si en mi casa enteraran".

- ¿Cómo definirían su vida hoy, son felices, o se sienten mal a veces con lo que hacen?

Javiera: "Como te mencione a mi me costó mucho al principio. A veces tomo harto para poder hacer las cosas sin darm cuenta. Te puedo decir que cuando estoy en mis clases de teatro soy muy feliz, allí siento que todo vale la pena. Pero hay días en que no tengo ganas de nada"

Daniela: "Yo vivo según el momento. Y trato de pasarlo bien. Reconzco que tengo algo de promiscua. Ahora que vuelvo a estudiar durante este año voy a salirme de esto, ya llevo mucho tiempo".

- ¿Le temen a las enfermedades como el Sida?

Las tres se miran y ponen cara de susto. Todas coinciden que el condón es la única manera de cuidarse y dicen siempre exigirlo. Incluso en el local se los regalan.

Una vez terminaba la entrevista, las tres mujeres se sienten algo triste, no fue fácil para ellas hablar de lo que ellas hacen. No las enorgullece, pero aceptaron como una manera de sacarse un peso de encima. Pero al mirarlas a los ojos creo que hay mucho más que prefieren esconder. Y yo las respeto por eso!

3 Comments:

Blogger mariacarolina said...

oie loco que heavy estas vidas...
la profesión más antigua del mundo, jaja, es cierto.y prostitutos nunca han existido?
o dicho de otra manera que clase de hombres buscan mujeres así. es porque ellos son tan promiscuos como ellas?...al final ambos son culpables de la realidad de la prostitución.
el nivel socioeconómico que puede llevarles a tal extremo de tomar una decisión así, también las hay quienes no han tenido nunca una necesidad y lo hacen porque les gusta simplemente.
claro está que las jpu.de tu entrevista, por su relato no les gustaba lo que hacian.
bueno temas de actualidad desde tiempos remotos como dijiste. hombres y mujeres que prefieren vender su cuerpo antes de andar descalzos sin ni uno, pero con un libro en la mochila aunque sea para toda tu vida asi, por plantear otra variable. y los que lo hacen por placer, no se que tanto placer exista en algo en que los parámetros de la normalidad de las personas dicen lo contrario.
planteamientos que involucran a toda la sociedad para quien vive inmerso en ella y no de soslayo.

9:19 PM  
Blogger Manuel said...

necesito una información urgente!
por favor escríbeme a mi e-mail.

8:13 AM  
Blogger Sofia said...

This comment has been removed by the author.

9:46 PM  

Post a Comment

<< Home